Dos toneladas de astas de bandera de un castillo

La instalación de una asta de bandera en el castillo cerca de Stuttgart Hohenneuffen, pudo ser solo realizada con la ayuda de un helicóptero pesado. Demasiado costoso y casi imposible en este caso hubiera sido el uso de una grúa. Debido a las dimensiones y peso - 20 metros de longitud y cerca de 2 toneladas- se decidió utilizar un helicóptero pesado. El K-Max, fabricado por Kaman, que puede elevar cargas de hasta 2,5 toneladas, fue ideal en este caso. El día antes el piloto colocó la máquina en el castillo y así el equipo pudo comenzar inmediatamente al día siguiente con los preparativos para el último vuelo de las astas. Inicialmente el helicóptero transportó los mástiles desde un camión a un campo acotado, luego los llevó suspendidos verticalmente a la instalación del castillo. No pasaron ni cinco minutos hasta que los mástiles estuvieron posicionados en la base ya preparada. El piloto aterrizó en la posición exacta que el equipo en tierra le indicó, con el que estuvo conectado por radio todo el tiempo, dónde soltó el cable de conexión a una cuerda de enganche automático especial. Segundos más tarde los mecánicos fijaban los tornillos de la base. Gracias a la ayuda del helicóptero de carga pesada fueron sólo 20 minutos necesarios para toda la operación y así quedó tiempo suficiente hasta que los primeros turistas llegaron para ver la subida de la bandera amarilla y negra del Estado de Baden-Wuerttemberg.

Volver al resumen